Saltar al contenido

Como tener una buena gestión financiera

gestión financiera
3.5/5 - (2 votos)

Tener una buena gestión financiera es una necesidad común para todos. Tanto si eres un empresario, un empleado o un particular, necesitas tener un buen control de tus flujos financieros para poder llevar a cabo tus proyectos lo más rápido posible. Si la gestión financiera es fundamental para triunfar en la vida, muchas veces se la considera una carga pesada y una misión difícil, especialmente para quienes no tienen conocimientos en la materia. Sin embargo, como es el caso con cualquier campo de estudio, cualquiera puede tener los conceptos básicos para salir adelante. Encuentre consejos útiles para lograr una buena gestión financiera aquí.

Paga tus deudas para una gestión financiera perfecta

Dicho de entrada: el endeudamiento es un freno a la autonomía financiera. En la mayoría de los casos, esta situación complica la gestión financiera y reduce el poder adquisitivo. Por lo general, a nadie le gusta sentirse bloqueado por la falta de medios económicos y en ocasiones resulta tentador recurrir al crédito para solventar determinados gastos. Sin embargo, en varios casos, esta solución resulta peligrosa. Gradualmente, el estrés se establece y se vuelve difícil, si no imposible, concentrarse en las metas de la vida. Por lo tanto, es necesario desarrollar rápidamente un plan eficaz de reducción de la deuda para evitar el sobreendeudamiento.

Para lograr una buena gestión financiera, es importante enumerar todas sus deudas (tarjetas de crédito, préstamos, facturas, etc.). Una vez realizado este trabajo, sabrás el valor exacto de tus deudas. A continuación, puede establecer un plan para pagar sus deudas lo antes posible. Si el monto total de tus deudas excede tus ingresos, tendrás mucho trabajo por hacer para ser claro. Por ejemplo, se tratará de ahorrar ciertos gastos menos importantes (cine, compras, etc.) para pagar tus deudas.




Si tienes varios créditos a devolver, puede ser interesante empezar pagando el máximo para el crédito más pequeño y el mínimo para los préstamos más grandes. Este enfoque le permite eliminar rápidamente los créditos de bajo valor. Además, encuentras la motivación para saldar el resto de las deudas. Si aún no puede hacerlo, puede considerar declararse en bancarrota personal para pagar la mayoría de sus deudas entregando parte de su propiedad. Así evitas:

  • Confiscación de su salario
  • Cortes misceláneos
  • Procedimientos legales
  • etc.
Te Puede Interesar   Los Mejores Recursos de Reclutamiento

 

Haga un balance de sus activos para una buena gestión financiera

Una vez que termines de pagar tus deudas, debes hacer un balance para poder ver claro en tu situación financiera. Si esta tarea a menudo parece desalentadora, es muy posible salir adelante con algunos trucos. De hecho, existen modelos predefinidos que facilitan conocer su «  patrimonio neto  » en un momento dado.

Como individuo, puede elegir cualquier fecha para hacer un balance de sus existencias. Esto suele ser para tener en cuenta:

  • El valor de mercado de sus bienes personales (joyas, muebles, etc.)
  • El valor de mercado de sus vehículos
  • El valor de su efectivo y el saldo de su cuenta bancaria
  • El valor de mercado de su casa
  • Inversiones (acciones, bienes raíces, fondos mutuos, etc.)
  • Todos los montos adeudados a usted

Para una buena gestión financiera, puede optar por realizar esta revisión una o dos veces al año. Tenga en cuenta que cuanto más regularmente haga un inventario de sus activos, más posibilidades tendrá de seguir mejor la evolución de su patrimonio personal.

Establecer un presupuesto provisional

Para controlar tus gastos, es imprescindible elaborar un presupuesto provisional. De hecho, es una tabla que enumera todos sus ingresos y gastos para ayudarlo a lograr una buena gestión financiera. Contrariamente a lo que algunos piensan, el presupuesto provisional no es una sucesión de datos y cálculos vagos. Por el contrario, se trata de basarse en cifras reales para hacer proyecciones en un período determinado. Por lo tanto, se vuelve fácil desarrollar hipótesis de desarrollo personal con cierta precisión para asegurar la viabilidad .de tus proyectos. Recuerda, eso sí, que los datos pueden variar de un periodo a otro, ya que solo se trata de una previsión. De cualquier manera, depende de ti hacer todo lo que esté a tu alcance para equilibrar las cosas.

Para establecer un buen presupuesto provisional, se recomienda consultar tus estados de cuenta mensuales y las facturas que llevas. Entonces calcula tus ingresos y gastos utilizando, por ejemplo, este formulario. Si el resultado es negativo, debes identificar los gastos que puedes limitar para lograr un presupuesto equilibrado. Si el resultado es positivo, puede considerar ahorrar o invertir, o ambos a la vez para aumentar el valor de sus activos.

Te Puede Interesar   Estrategias de Reclutamiento Proactivo

Evite gastos inesperados tanto como sea posible, eso ayuda a una buena gestión financiera

En un contexto donde la publicidad es cada vez más agresiva, a menudo es tentador ceder a las promociones en detrimento del flujo de caja. La tentación se vuelve más fuerte cuando te das cuenta de que podrías ahorrar un poco comprando un producto en grandes cantidades que comprándolo individualmente. En este caso, se vuelve fácil hacer gastos inesperados y así crear problemas financieros. Dar prioridad a los buenos planes con demasiada frecuencia puede hacer que se exceda del presupuesto, lo que podría hundirlo en deudas. Para evitar esta situación, es mejor ceñirse a su presupuesto y hacer las cosas tanto como sea posible.

Para una buena gestión financiera, se recomienda consumir solo lo que ha planificado para el mes en curso. Si te acostumbras a comprar cosas a crédito, porque quieres aprovechar a toda costa  un “buen plan”, ten en cuenta que corres el riesgo de hundirte en un abismo financiero. Al principio, no te das cuenta.

Ahora, por lo general es un acreedor aquí, un acreedor allá, y terminas siendo un gran deudor.

¡Toma el control de la situación antes de que sea demasiado tarde!

Controla tus costos fijos para una buena gestión financiera

Tanto si eres un empleado como un profesional independiente, es importante tener un perfecto conocimiento de tus gastos fijos mensuales para una buena gestión financiera. Pero, muy a menudo, tendemos a minimizarlos. Y, cuando nos aventuramos a sumarlas, a veces terminamos con ratios de cargos fijos muy por encima del 70% de las previsiones. En este caso, es completamente normal sentirse frustrado con su gestión financiera.

Para corregir la situación, será necesario poner en marcha una estrategia eficaz que permita reducir las tarifas. Comience por hacer una lista de gastos ineludibles (comidas, alquiler, costos de transporte, electricidad, etc.). Luego agregue gastos secundarios como revistas, bocadillos, restaurantes, salidas con amigos y tutti quanti. Finalmente, sume todos estos gastos y anote el resultado en alguna parte.

Limite o elimine el uso de tarjetas de débito y crédito diferidas

Las tarjetas de débito diferidas a menudo son aclamadas por su conveniencia. Sin embargo, no siempre promueven una buena gestión financiera. De hecho, son una deuda con su banco, lo que puede distorsionar la visión que tiene de sus gastos. Dependiendo del banco y de los extractos bancarios que emita, te será difícil hacer una buena lectura del saldo de tu cuenta antes de recibir el nuevo sueldo. En este desenfoque financiero, corre el riesgo de endeudarse más. Si debes utilizar estas tarjetas, es recomendable reservarlas únicamente para los gastos profesionales que tendrás que adelantar a la espera de que tu empleador te los reembolse.

Te Puede Interesar   En tiempos de crisis, ¿Conocías las apps de ahorro? Aquí te decimos como

Al igual que las tarjetas de débito diferidas, las tarjetas de crédito también ofrecen una serie de beneficios. Sin embargo, deben usarse con precaución. Generalmente se emiten tras la firma de un contrato de crédito y se recomienda leer detenidamente la hoja informativa y las condiciones del contrato antes de firmarlo. Si tiene que usarlos, tómese el tiempo para analizar cuidadosamente sus necesidades crediticias considerando su solvencia más que sus deseos. Para evitar el aumento de sus cargos, es recomendable pagar por completo el saldo de sus cuentas antes de la fecha prevista. En la medida de lo posible, minimice la cantidad de tarjetas de crédito para reducir sus deudas.

Construya una relación saludable con su banquero

Incluso si sigues todos los consejos anteriores, te resultará difícil, si no imposible, llevar a cabo tus proyectos sin la ayuda de un banquero. Como especialista en la materia, su asesor bancario lo ayudará a tomar decisiones relevantes para administrar mejor su flujo financiero. En lugar de verlo como un enemigo de su progreso, debe aprender a ver a su banquero como un verdadero socio con quien puede mantener una relación sana para realizar rápidamente sus sueños, sin endeudarse. Cuanto más cómodo se sienta contigo tu asesor bancario, más se inclinará a hacerte propuestas de financiación que se ajusten perfectamente a tus necesidades. Sin embargo, puede buscar la ayuda de un entrenador de presupuestos no puede tener una buena relación con su banquero a pesar de todos sus esfuerzos.

Lograr una buena gestión financiera es el deseo de muchas personas. Pero, para alcanzar este ideal, ciertas acciones son necesarias. Siguiendo las recomendaciones y consejos de este artículo, podrá administrar mejor sus flujos financieros para completar sus proyectos lo antes posible.